Just another WordPress.com site

Archivo para febrero, 2011

La solidaridad…

Solidaridad. ¿Qué es la solidaridad? Algunos, los más entendidos, la definirían como “sentimiento de grupo que tiene su base en los objetivos comunes”. Yo por mi parte soy de los que piensa que más que un sentimiento es una cualidad propia del ser humano.

Es habitual encontrarse con gente que confunde los términos de “caridad” y
“solidaridad”. Ellos entienden que ambas se refieren a dar dinero a los pobres, pero no es así. La caridad es humillante, ya que se ejerce verticalmente y desde arriba, es decir, aquellos que tienen dan a los que no. Sin embargo, la solidaridad es completamente llana, horizontal, y por ello implica respeto mutuo.

Como bien dijo el poeta romano Publio Ovidio “La gota abre la piedra, no por su fuerza sino por su constancia”. La solidaridad es parecida esa gota, uno no se convierte en solidario de la noche a la mañana, sino que para serlo es necesario practicar día a día esta cualidad humana.

La solidaridad no se limita a dar dinero a quienes lo necesitan, es mucho más que eso. Basta con mostrar una mínima empatía hacia los que te rodean. Con empatía me refiero a mostrar un acercamiento hacia esas personas, para así lograr comprender la situación que les toca vivir y ayudarles.

Llevo once años en este colegio y si algo he aprendido durante todo este tiempo, es que lo que se siente al ayudar a alguien, ya sea alguien cercano o nuestros amigos de Puentebelice, es una de las sensaciones que más placer generan a cualquier persona.

Como ver lo invisible. (Agujeros Negros)

El astrofísico británico Hamilton ha creado un simulador del universo teniendo como uno de sus objetivos el hacer la ciencia puramente académica más accesible para el ser humano de a pie.

Este simulador está basado en la teoría de la relatividad general de Einstein, y gracias a las matemáticas y a la tecnología actual ha conseguido convertir los datos en imágenes. De este modo, podríamos hacer un “viaje” virtual hasta el filo de un agujero negro y conseguir así perspectivas imposibles.

Esta simulación es comparable a la de otros programas informáticos tan comunes como el “Google Earth”, puesto que en ambos casos se trata de recrear la realidad a través de datos e imágenes previamente recogidas.

Esta tecnología tiene infinidad de ventajas como la observación de fenómenos tales como los agujeros negros, previamente mencionados y también los agujeros blancos, lugares donde el espacio se evade. Así mismo, la existencia de estos dos tipos de agujeros conlleva que existan los llamados agujeros de gusano, es decir, caminos que unen dos universos a través de la unión de agujeros negros y blancos.

Sin embargo, este simulador no es exacto, ya que simula el universo en base a unos datos puramente teóricos que no tienen en cuenta la gran cantidad de factores que condicionan el universo. Es por esto por lo que debe incrementarse la investigación en estos campos.

En conclusión a todo lo anterior, podemos desatacar que el campo de la simulación es de gran valor científico así como divulgativo. Por ello, el desarrollo de esta tecnología podría llegar a hacer posible el viajar a cualquier recóndito lugar del universo.

Porque la Física también puede ser divertida.

No es ningún secreto que me encantan los coches, y las bicis, y los aviones y las lanchas, en fin todo lo que se mueve.¿La razón por la que me gustan tanto?

Porque en todos ellos hay algo funcionando. Cuando un piloto conduce un coche en un circuito puede sentir todo lo que ocurre a su alrededor: los neumáticos en busca de adherencia,  la aceleración hundiéndome en el asiento… En otras palabras, hay fuerzas actuando. Y esto es física.

La física es la parte de la ciencia que estudia el movimiento. Por supuesto, no todo se reduce a coches rápidos y manzanas aplastadas. De hecho, la física se ocupa de… en fin, de todo; desde las partículas subatómicas que forman la materia hasta la inmensidad del universo. Por otro lado , la física también es el extremo misterioso de la ciencia, puesto que alguna de sus ramas trata sobre lo invisible, lo inexplicable o lo verdaderamente extraño y desconocido.  Un ejemplo es el propio magnetismo terrestre que no vemos y que hace que toda brújula “no estropeada” apunte hacia el norte.

Tras leer esto, quizás puedes pensar que los científicos ya han encontrado una razón para todo, pero la verdad es que la ciencia y especialmente la física está llena de misterios y preguntas aun sin respuesta. Un ejemplo significativo es el principio de la incertidumbre, que como su propio nombre indica, es imposible saber con certeza la posición o la velocidad de una partícula minúscula.

Esta rama de la ciencia, como todas las otras, va madurando mediante el planteamiento y resolución de retos. Por ello se debe fomentar, ya sea de forma divulgativa o académica este interés por la ciencia, y más concretamente por la física.

 

Nube de etiquetas